Fiesta de aniversario

Fiestón de aniversario gracias a todos los que estuvisteis!. Se lleno el estudio de alegría, swin y buenas vibraciones. Mi agradecimiento especial a Celia, José, MiniCe y Miguel de Sincronismo que cedieron los equipos de sonido y luces para que DJ Borja nos enamorara. Al comercio de Alpedrete, Jesus del Pollo Dorado que entusiasmaron sus croquetas y tortillas; la fruta fresca y deliciosa de Jorge del Mercadito. A Carmen que nos hizo unos bizcochos q alegraban el alma, como los flanes de Esther, en fin gracias a todos por hacerlo posible!!!

¿Qué es la Barra de Pilates?

¿Qué sucede cuando se combina Ballet, Pilates y Yoga al mismo tiempo? La Barra de Pilates! Este entrenamiento extremadamente eficaz se ha convertido cada vez más popular en los Estados Unidos y ahora lo estamos ofreciendo en Centro de Pilates Mercedes Roldán. Qué hace la barra de Pilates tan diferente de otros entrenamientos? En este ejercicio se trata de trabajar duro durante una hora para crear músculos largos y delgados. A través de una serie de movimientos musculares pequeños y estiramiento se creará un cuerpo largo, delgado y fuerte. Aunque los movimientos sean muy simples, el impacto a grupos de pequeños músculos que son difíciles de incorporar es tremenBooty-Barre-1024x682damente eficaz.

El entrenamiento comienza con un breve calentamiento en la barra antes de pasar a ejercicios más intensos utilizando la barra. Los movimientos con la barra centran principalmente en la tonificación de las piernas y las nalgas, pero también se entrenan los abdominales. Muchas personas experimentan el temblor de las piernas durante los ejercicios de la barra pero no necesitan preocuparse, es completamente normal! De hecho, es fantástico! El temblor de las piernas significa que tu cuerpo se está convirtiendo en más delgado y más fuerte! Es por eso que este es uno de los entrenamientos más populares en los Estados Unidos. Dentro de unas pocas sesiones, comenzarás a notar una diferencia en tu cuerpo. Cada semana los ejercicios parecerán más fáciles, que te dará la oportunidad de profundizar en los movimientos para ser aún más fuerte.

Después de 30 minutos de ejercicios y estiramientos en la barra se iniciará la parte de Pilates. Esta sección incluye tanto los métodos clásicos de Pilates (como The Hundred, Ab Five series, etc.), así como algunos otros ejercicios en esterillla adaptados yoga y gimnasio. A lo largo de toda la sesión en esterilla vas a fortalecer tu cuerpo de diferentes maneras así que nunca te aburrirás. Durante los ejercicios el instructor mostrará la manera correcta de hacer cada ejercicio y le corregirá a cada estudiante para asegurar la debida forma y la postura.

Ven y pruébalo ya en el Centro de Pilates Mercedes Roldán.

Los beneficios de pilates y yoga en otoño

Los beneficios de pilates en Otoño

La llegada del otoño puede despertar aspectos como son la ansiedad, estrés y depresión que se caracterizan por respiración rápida y superficial y tensiones musculares.

  • Pilates regula la ansiedad ya que, como actividad física en la que se hacen respiraciones profundas y completas, hace que circulen las endorfinas (hormonas de la felicidad) que actúan directamente sobre el cerebro produciendo una sensación de bienestar y relajación.
  • Pilates relaja los músculos tensos ya que se basa en el desarrollo de la musculatura interna del abdomen, lo que nos aporta estabilidad del cuerpo y aumenta el equilibrio corporal y la flexibilidad de la columna vertebral. Todo esto nos sirve para prevenir y tratar dolores de espalda, escoliosis, lumbalgias, dolores de cuello… , afecciones que, en la mayoría de los casos, son provocadas por la falta de fuerza en la musculatura estabilizadora de la espalda y abdomen, y en la rigidez de la columna vertebral.

Los beneficios del yoga en Otoño

El otoño es una época de transformación, donde nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso, al igual que la naturaleza, debemos cambiar nuestros hábitos para ayudar a nuestra mente a encontrar calma y a nuestro cuerpo a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

La estación de las castañas, las setas y los colores rojizos es tiempo de transformación, de cambio, de transición. Nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso es recomendable que en esta época cambiemos nuestros hábitos para ayudar a la mente a encontrar estabilidad, calma interior y, al cuerpo, a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

Tanta agitación y tanto cambio hacen que sea recomendable que adaptemos la práctica de yoga a la estación y que continuemos con esa rutina hasta que llegue el frío invierno. Estas tres recomendaciones serán fundamentales en tu nueva rutina.

1. Es importante practicar con regularidad, aunque cada vez notemos mayor letargo porque las horas de sol van disminuyendo. También es recomendable hacerlo, en la medida de lo posible, siempre a la misma hora. Esto nos ayudará a establecer un hábito saludable y a sentir mayor calma interior.

2. Recuerda: la práctica es un momento muy íntimo, en el que nos encontramos con nosotros mismos. El ritmo de los movimientos será pausado y consciente, llevando la atención a la respiración.

3. Las mejores posturas para realizar durante este periodo son aquellas que estimulen y beneficien a los pulmones. De esta forma fortaleceremos el sistema inmune preparándolo para el invierno. También es importante practicar posturas para relajar y tonificar el intestino grueso, para limpiarnos y deshacernos de lo que no ya necesitamos.

Y estos seis ejercicios te ayudarán a que los cambios de otoño no sean tan duros.

En nuestro Centro de Pilates Mercedes Roldán podrás disfrutar de estas dos disciplinas. Clases para embarazadas, clases particulares, clases con grupos reducidos, pilates para niños… INFÓRMATE !!! Avenida de los Canteros 16, local 6 – Alpedrete 28430 – Teléfono: 654591485

Via: http://www.fisiodia.es y http://www.huffingtonpost.es

12 razones por las que los niños deberían practicar Pilates

Si hay algo importante que podemos inculcar en nuestros niños es una buena postura y alineación de su columna vertebral. En estos tiempos los niños pasan horas frente a un ordenador, juegos electrónicos y móviles, o sentados en los escritorios de la escuela durante mucho rato, por lo que se crean descompensaciones en su postura. Es necesario contrarrestar esto realizando ejercicios adecuados que busquen la extensión y flexibilidad de la columna, alargar el tronco y los músculos del cuello, entre otros.

En el Centro de Pilates Mercedes Roldán, contamos con clases para niños de baile activo y pilates, las dos actividades juntas en una clase, para que los peques disfruten del pilates y del baile de una forma diferente. Pásate por el centro y prueba gratis la clase… te enganchará!!

Los ejercicios de Pilates tienen como principios básicos la concentración, el control, la centralización, fluidez de movimiento, la precisión y la respiración. Este método puede ser practicado por niños desde temprana edad y dependerá de qué tan divertida, dinámica y creativa sea la clase para que no pierdan el interés y la concentración. Sin embargo es importante mencionar que aunque sea para niños, con el método Pilates no se puede jugar, debe ser enseñado por maestros capacitados que conozcan bien la disciplina y sepan corregir y transmitir el sentido y la razón de cada uno de los ejercicios.

Para los niños sedentarios es muy difícil cargar una mochila llena de libros todos los días sin hacerle daño a sus espaldas débiles, por lo que ejercicios de desarrollo muscular y flexibilidad pueden solucionar estos problemas de espalda.

12 razones por las cuales es recomendable que los niños practiquen Pilates:

1. Perfecciona su alineación postural, creando una consciencia de postura corporal.

2. Mejorarán su concentración y así conseguirán un mayor grado de atención y rendirán más en sus tareas escolares y en el salón de clases.

3. Pilates es recomendable como complemento a otras actividades físicas y sobre todo para mejorar su rendimiento deportivo.

4. Se previenen desviaciones (como la escoliosis) de la columna al fortalecerse la musculatura de la espalda.

5. Aumentará su movilidad. El cuerpo humano no está hecho para estar sentado ya que la columna soporta más presión cuando uno está sentado en una silla que cuando se encuentra de pie.

6. Los ejercicios de equilibrio son perfectos para que los niños tengan balance y simetría corporal y para que aprendan a conocer su cuerpo que está en constante cambio.

7. Incrementan su flexibilidad y esto significa que los niños tendrán mayor rango de movimiento y agilidad.

8. Mejorará la coordinación y su motora gruesa. Les ayudará a moverse con gracia y a tener un uso adecuado de su cuerpo sin ningún tipo de “torpeza”.

9. Se reduce el sedentarismo y por consiguiente la obesidad infantil.

10. Desarrolla la autoestima y la confianza en sí mismos, ayudando a que se relacionen mejor con otros niños y adultos, y se integren en otras actividades, tales como teatro, danza, canto y declamación, entre otras.

11. Se previenen lesiones ya que un niño flexible y fuerte puede ser buen deportista, y sus articulaciones y músculos estarán preparadas desde temprana edad.

12. Es muy recomendado para niños con déficit de atención (según estudios realizados en varios países como USA, Chile, Alemania, España, Italia y México, en donde se comprueba que quienes practican esta disciplina mejoran en los niveles de atención y enfoque).

Si los niños empiezan a trabajar en esta técnica tan dócil, creativa y efectiva llegarán a la adolescencia con una base fuerte no solo en su postura, flexibilidad, fortaleza abdominal, sino también en su autoestima, respeto a sus propios límites y reconocerán más sus virtudes físicas.

Joseph H. Pilates decía: “En la infancia, los hábitos (buenos y malos) se adquieren fácilmente”.

Los ejercicios hipopresivos y sus extraordinarios beneficios

Para que un ejercicio sea considerado hipopresivo es imprescindible realizar las posturas correspondientes siguiendo unas pautas técnicas y respiratorias que, realizadas de forma sistemática, consigan los siguientes objetivos:

  • Disminuir la presión en las 3 cavidades internas (torácica, abdominal y pélvica).
  • Aumentar el tono muscular de base de la faja abdominal y del suelo pélvico.
  • Reequilibrar las tensiones musculares.

¿Para que sirven los ejercicios hipopresivos?

La musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico, debido a los constantes aumentos de la presión abdominal que nos imponen la vida cotidiana y otros factores como el deporte, la inactividad, los embarazos, etc, llega a perder la función para la que está diseñada, que es la de ejercer como sostén de los órganos internos alojados en la misma.

Con los ejercicios hipopresivos vamos a devolver la función de sostén a la musculatura abdominal, reprogramando la respuesta muscular ante los incrementos de presión intraabdominal. También vamos a recuperar su eficacia frente a las actividades que demandan fuerza, protegiendo así toda la zona lumbopélvica, y vamos a incrementar el tono muscular en reposo, que es la contracción muscular sostenida e involuntaria, disminuyendo el perímetro de nuestra cintura. Estos son los principales beneficios que vamos a obtener mediante la práctica regular de ejercicios hipopresivos.

¿Cuál es el origen de los ejercicios hipopresivos?

Las técnicas hipopresivas fueron creadas por Marcel Caufriez, doctor en Ciencias de la Motricidad y especialista en rehabilitación, quien, a través de su dedicación a la reeducación uro-ginecológica, observó durante la recuperación post-parto que los abdominales tradicionales mal realizados perjudicaban la musculatura del suelo pélvico y acentuában los problemas de incontinencia urinaria, entre otros. Esto le motivó a buscar técnicas de fortalecimiento muscular que resultaran beneficiosas para la faja abdominal, pero sin efectos negativos sobre el suelo pélvico, y así llegó a crear el método hipopresivo.

¿Qué beneficios nos aportan los ejercicios hipopresivos?

Los beneficios que podemos obtener mediante la práctica regular de ejercicios hipopresivos son numerosos e importantes. Vamos a ver en este artículo los más destacados:

Reducción considerable de la cintura

Al contraer la faja abdominal de forma involuntaria, los ejercicios hipopresivos aumentan el tono de reposo de la misma, provocando que la barriga se contraiga sin necesidad de realizar ningún esfuerzo. La consecuencia es que conseguirás un abdomen más plano y más duro en estado de relajación y verás desaparecer esa barriga con la que solías levantarte por las mañanas.

Imágen 02 de Ejercicios hipopresivos

Musculatura de la faja abdominal

Disminución del dolor de espalda

Otro efecto beneficioso de los ejercicios hipopresivos es provocar que las vértebras se separen y se descompriman, al disminuir la presión que se ejercía entre las mismas. De este modo, las lumbalgias, dorsalgias y cualquier otra molestia de la espalda que puedas estar padeciendo va a disminuir progresivamente e incluso puede llegar a desaparecer.

Mejora de la función sexual

El incremento del riego sanguíneo en la zona genital es otro de los resultados que se obtienen mediante la práctica regular de ejercicios hipopresivos abdominales y  esto se traduce en un  aumento importante de la  sensibilidad de la zona genital, con el consiguiente incremento de la líbido y una mejora considerable del control y de otros muchos aspectos relacionados con la actividad sexual.

Incremento del rendimiento deportivo

La tonificación de la musculatura respiratoria, mediante la mejora postural y biomecánica que nos proporcionan los ejercicios hipopresivos, actúa como un poderoso estimulante de la producción de EPO (hormona que interviene en la formación de los glóbulos rojos) y de otros parámetros sanguíneos, con resultados superiores a los que se consiguen mediante los entrenamientos de altura.

Prevención y mejora de la incontinencia urinaria

El aumento considerable de la capacidad de sostén del suelo pélvico y la recolocación de la vejiga urinaria son otros de los efectos beneficiosos que se consiguen mediante la práctica regular de ejercicios hipopresivos y provocan una mejora muy importante de la incontinencia urinaria, que es un trastorno frecuente entre mujeres de avanzada edad y en jóvenes deportistas.

Imágen 03 de Ejercicios hipopresivos

Prevención de hernias

Un tejido muscular deficiente, que no es capaz de ejercer adecuadamente su función de sostén, puede verse muy dañado por cualquier  factor que se traduzca en un incremento repentino de la presión intraabddominal, siendo este el orígen de diversas tipologías de hernias como las abdominales, inguinales, umbilicales, discales o vaginales, así como de otras lesiones de la musculatura de la zona inguinal (la que se encuentra alrededor del ombligo) como las pubalgias. Frente a esto, los ejercicios hipopresivos reeducan y aumentan el tono muscular de la faja abdominal, evitando que cualquier incremento de la presión intraabdominal ocasionado por un esfuerzo, la tos o la realización de algún deporte, lleguen a provocarnos alguna de esas dolencias.

Preparacion y recuperación del parto

Esta es una de las funciones más importantes que se vinculan a los ejercicios hipopresivos. Basta decir que el método hipopresivo surgió de la fisioterapia postparto y que está reconocido mundialmente como el mejor método de preparación para el parto y de recuperación del mismo, siendo aplicado en clínicas y hospitales de numerosos países.

Mejora de la función respiratoria y del estado de ánimo

Otro de los numerosos beneficios que vamos a obtener mediante la práctica regular de ejercicios hipopresivos es una tonificación de los músculos responsables de los mecanismos de inspiración y expiración, optimizando la captación y el aprovechamiento del oxígeno. De esta forma vamos a poder solucionar muchos problemas respiratorios como el asma.

Por otra parte y de forma indirecta, al liberar mucha tensión del diafragma vamos a experimentar unos efectos muy positivos sobre nuestro estado de ánimo.

Mejora postural

Los ejercicios hipopresivos disminuyen el exceso de tono que sufren algunos grupos musculares de la cavidad abdominal, a la vez que incrementan el tono de otros grupos musculares que suelen presentar deficiencias, lo que se conoce como normotonización. Esto nos conduce a experimentar unas mejoras posturales muy evidentes después de unas pocas sesiones de ejercicios hipopresivos.

Prevención y corrección del descolgamiento de los órganos internos

Durante la práctica de ejercicios hipopresivos se produce un efecto de aspiración dentro del abdomen y esto provoca que la vejiga, el recto y el útero (en las mujeres) se recoloquen en el lugar que les corresponde, lo que se traduce en una corrección de los desplazamientos anómalos de los órganos internos y sus perjudiciales consecuencias.

¿Que diferencia a los ejercicios hipopresivos de otros métodos que ejercitan la musculatura abdominal?

Son muchas las personas que realizan algún ejercicio físico para llevar un estilo de vida saludable, mantenerse en forma o recuperarla. Entre sus objetivos, suele estar el de disminuir el perímetro abdominal.

La mayoría de estas personas lo que hacen es entrenar las capas más superficiales de los abdominales, desarrollando su fuerza mediante contracciones voluntarias, (abdominales tipo crunch). Con ello consiguen un buen tono de esfuerzo pero, cuando están de pie o  sentados relajadamente, el abdomen se aprecia abultado porque tienen muy poco tono de reposo. Por lo tanto, no terminan de conseguir sus objetivos.

¿Que es lo que está fallando?

La faja abdominal se compone mayoritariamente de fibras del tipo I, que son responsables del tono muscular, del mantenimiento postural y de contener los órganos internos, también de tejido conjuntivo y solo presenta un 4% de fibras del tipo II, cuya función esencial es la fuerza y se encargan de realizar el movimiento. Esto significa que al entrenar esos grupos musculares de la faja abdominal sólo con ejercicios de fuerza se provoca indirectamente una disminución aún mayor del tono postural.

Por esta razón, antes de practicar algún ejercicio físico es recomendable evaluar adecuadamente la faja abdominal y el suelo pélvico, porque los ejercicios tradicionales incrementan la presión intraabdominal, son hiperpresivos y, si la faja abdominal no es funcional, es decir, no mantiene su capacidad de contracción anticipatoria, quedará desprotegida y se va a distender. Por lo tanto, es muy importante tener una faja abdominal funcional antes de realizar cualquier tipo de entrenamiento.

¿Que ventajas aportan los ejercicios hipopresivos?

Con los ejercicios hipopresivos la musculatura se activa de forma refleja en lugar de hacerlo de forma voluntaria, estimulando así las fibras del tipo I. De esta forma estamos reprogramando las funciones de los músculos mediante la creación de nuevos circuitos neuronales.

Esto significa que todas las pautas del método hipopresivo están estudiadas para contribuir a la activación refleja de la musculatura postural, lo que se traduce en numerosos beneficios que ya he mencionado antes, como la mejora postural, la recolocación de algunos órganos internos, la solución y prevención de algunos trastornos de la salud y la consecución de un vientre plano.

¿Cómo se deben realizar los ejercicios hipopresivos?

Al iniciar un programa de ejercicios hipopresivos, las primeras clases se deben dedicar a sentar una buena base que permita la correcta realización de la técnica, lo que implica definir bien algunos conceptos y realizar algunos ejercicios preparatorios.

Imágen 04 de Ejercicios hipopresivosEstos ejercicios preparatorios son fundamentalmente respiratorios y propioceptivos (que nos enseñan a sentir la posición de nuestros músculos), y tienen la finalidad principal de adiestrarnos en la respiración costal, las apneas respiratorias y la localización y activación del serrato mayor (músculo cuyo fortalecimiento nos ayudará a estirar y relajar el diafragma).

Con esta preparación inicial aprenderás a distinguir entre la acción voluntaria de meter la tripa (que no te interesa) y la contracción refleja que se produce en la faja abdominal y en la musculatura del suelo pélvico cuando se realizan correctamente las técnicas hipopresivas.

Posteriormente irás conociendo las pautas técnicas que estarán presentes en todas las posturas, como la autoelongación, la elongación cervical, la decoaptación o la inclinación del eje.

El instructor te irá introduciendo poco en el ámbito de las posturas, que deberás realizar aplicando un patrón respiratorio rítmico caracterizado por la realización de una espiración forzada seguida de una apnea respiratoria,  de la relajación abdominal y, finalmente,  de la apertura costal.

¿En qué situaciones están indicados los ejercicios hipopresivos?

Los ejercicios hipopresivos son de gran utilidad para prevenir, mejorar o solucionar numerosos trastornos de nuestro organismo, como he mencionado antes al comentar los beneficios que nos pueden aportar.

También constituyen una herramienta indispensable en cualquier programa de rehabilitación post-parto, momento en el que la faja abdominal necesita recuperar su tono para volver a ser funcional y no se encuentra preparada para soportar los aumentos de presión de un entrenamiento tradicional hiperpresivo.

Están igualmente indicados para personas que, aún realizando una técnica de reeducación postural o entrenamiento consciente a través del método pilates, les cuesta conectar con su musculatura profunda para estabilizar la zona lumbopélvica. En pilates es indispensable la contracción de esta musculatura de forma anticipatoria para poder beneficiarse de los efectos posturales sin dañar el suelo pélvico y, para aquellas personas que tengan dificultades a la hora de activar esta musculatura voluntariamente, la práctica de los hipopresivos es sin duda un buen ejercicio de reprogramación, para luego seguir con su entrenamiento.

¿Cuanto tiempo hay que esperar hasta notar los primeros resultados?

La reprogramación necesaria para empezar a percibir los primeros resultados del método hipopresivo suele durar entre dos y seis meses, dependiendo de la situación de partida de cada persona, y requiere que los ejercicios se realicen correctamente y de forma regular.

Durante el primer mes se deberían realizar dos sesiones semanales de 20-30 min, bajo la supervisión de un instructor especializado que nos enseñe las pautas técnicas y respiratorias y vaya introduciendo la secuencia de ejercicios hipopresivos progresivamente.

El segundo mes, el alumno ya puede realizar por su cuenta las secuencias programadas de ejercicios, que deberían ser de 20 a 30 minutos diarios durante un mínimo de 4 ó 5 días a la semana, siendo recomendable que algunas de las sesiones sean supervisadas por un instructor.

A partir del tercer mes, el alumno ya está preparado para seguir con el entrenamiento en su casa y suele ser suficiente con 2 o 3 sesiones semanales de mantenimiento, si ya se han alcanzado los resultados esperados.

Fuente: Silvia Álvarez Esteva

5 consejos a tener en cuenta antes de hacer pilates

El método Pilates es estupendo para tratar de rehabilitar lesiones y sentirte en forma. Pero, cuidado, si quieres que esta actividad fortalezca y ayude a rehabilitar tu suelo pélvico te damos algunos consejos.

mujer haciendo pilates

El método Pilates trabaja tanto la musculatura lumbar como la pélvica. Es un método muy bueno para tratar de rehabilitar distintos tipos de lesiones y trabajar el suelo pélvico. Pilates está de moda, y muchos centros se suman al carro sin tener los monitores lo suficientemente cualificados en esta materia. Si quieres hacer pilates para fortalecer o rehabilitar tu musculatura pélvica no dudes en ponerte en contacto con centros especializados como el Centro de Pilates Mercedes Roldán. Aquí te damos cinco consejos prácticos que debes tener en cuenta antes de apuntarte a las clases:

  • No todos los monitores de pilates, ni en todos los centros, saben qué es el suelo pélvico ni cómo integrarlo en esta actividad física. Intenta ir a una clase de prueba antes de consolidar tu matrícula, y si el monitor o la monitora añaden la contracción de suelo pélvico a los ejercicios… ¡premio! Es muy posible que en esta clase hagas pilates a la vez que fortaleces el suelo pélvico. Quien imparte tus clases de pilates no debe ser necesariamente fisioterapeuta (muchos lo son) pero sí estar cualificado y tener conocimientos sobre suelo pélvico.
  • Cuantas menos personas en clase mejor. Huye de las clases de 20 personas. Lo interesante de Pilates es la posibilidad de que estas sean muy personalizadas. Y si quieres fortalecer los músculos de tu suelo pélvico debes poder preguntar y ser atendida con cierta atención. Lo ideal son clases de entre 1 y 5 personas. Claro que esto también las encarece.
  • Si puedes elegir es mejor hacer el trabajo en máquina que en suelo. El coste es mayor pero el riesgo de malas posturas se reduce drásticamente.
  • Si tienes pérdidas de orinaantes de apuntarte a pilates debes acudir previamente a un profesional que valore el estado de tu suelo pélvico. Si al realizar los ejercicios no notas la contracción del suelo pélvico es una señal de que también debes acudir a un especialista.
  • Si estás embarazada o en pleno proceso de menopausia, pilates también es muy recomendable. Hay ejercicios adecuados para cada mujer, edad y estado, sólo es necesario que el monitor adecúe los ejercicios a ti, por eso es tan importante que las clases sean lo más personalizadas posible.