Activa tus endorfinas con el Baile Fitness en el Centro de Pilates Mercedes Roldán

El baile es uno de los ejercicios físicos más completos. El baile como ejercicio aporta numerosos beneficios a tu salud física y mental. Cuando bailas con regularidad realmente estás haciendo los tres tipos de ejercicios en una sola actividad: aeróbico, de fuerza y de elongación.

Estos son 7 beneficios que el baile fitness aporta a tu cuerpo:

  1. Aumenta tu fuerza muscular.

El baile es uno de los mejores ejercicios para aumentar tu fuerza muscular. Cada vez que practicas tus pasos y movimientos de baile estás ejercitando diferentes grupos musculares. La repetición de estos movimientos, ya sea en una clase de baile o en tus prácticas aumenta tu fuerza muscular.

Todos los estilos de baile tienen movimientos que requieren de una gran fuerza muscular en partes específicas del cuerpo. Los saltos del ballet y el zapateo del flamenco ayudan a desarrollar la fuerza de los músculos de las piernas. Los braceos del flamenco y los ondulantes movimientos de brazos de la danza del vientre fortalecen los músculos de los brazos.

El baile como ejercicio tiene una ventaja para el sistema muscular que no tienen otros ejercicios o actividades físicas. Es un ejercicio que integra todo el sistema muscular del cuerpo. Al bailar, ejercitas una gran diversidad de grupos musculares simultáneamente.

El resultado es que si, bailas al menos dos o tres veces a la semana repitiendo movimientos, estarás dándole a tu cuerpo un buen entrenamiento de fuerza.

  1. Aumenta tus endorfinas y por lo tanto tu alegría.
  2. Aumenta tu capacidad de resistencia.
  3. Fortalece los huesos.
  4. Aumenta la flexibilidad.
  5. Quema calorías.
  6. Beneficia tu salud física.
  7. Beneficia tu salud mental y bienestar emocional.

El mero hecho de bailar aumenta el ritmo cardíaco y la capacidad pulmonar, y con ello conseguimos fortalecer corazón y pulmones, prevenir enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y mantener a raya los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre. Además se pueden llegar a perder entre 500 y 800 calorías, según la intensidad”, asegura el entrenador personal Marcos Florez.

De hecho, según un estudio publicado en el Journal of Physiological Anthropology, en media hora de baile se pueden quemar entre 200 y 400 calorías. ¡En media hora! Imagina lo que puedes lograr en 50 minutos, que es lo que suele durar una clase convencional.

Aparte de que “te ayuda a modelar brazos, abdominales, piernas, glúteos; a mejorar la resistencia, la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación, la postura, la agilidad y la velocidad; a activar la circulación sanguínea y evitar la retención de líquidos y la sensación de piernas pesadas”, añade el entrenador personal.

Esos son los beneficios del baile a nivel muscular y circulatorio, pero es que también contribuye a fortalecer todos los huesos implicados en los movimientos al bailar, “sobre todo la cadera, la tibia, el peroné y el fémur”, apunta Florez. Por tanto, es un aliado perfecto para prevenir la pérdida de masa ósea y la osteoporosis.

Bienestar en modo on

Los beneficios del baile van mucho más allá de los cambios corporales externos, ¡nos renueva por dentro! Clic para tuitear

También relaja la mente y pone en modo on tu bienestar. No te vamos a revelar nada nuevo si te decimos que bailar libera endorfinas, serotonina y dopamina, los tres neurotransmisores de la felicidad y el mejor antídoto contra la ansiedad y la depresión.

¿Tienes estrés? ¡Baila! ¿Estás triste? ¡Baila! ¿Quieres ser aún más feliz? ¡A bailar se ha dicho! Los beneficios del baile son para todos. ¿Sabes uno de los más valorados? Puede prevenir y tratar el Alzheimer.

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine asegura que bailar con frecuencia aumenta la agudeza mental y que las personas con Alzheimer son capaces de recordar hechos olvidados cuando escuchan música que en su cerebro está asociada a ellos.

Otro estudio, publicado en la misma revista científica, asegura que podría evitar la demencia senil. “El mero hecho de aprendernos una coreografía, mejoraría la memoria y nuestra habilidad para hacer varias cosas a la vez. Si, además de aprender la coreografía, tienes que coordinarte con una pareja, la mejora es mayor”,  asegura el entrenador.

Bajar de peso

El baile es ideal para eliminar líquidos, y por ende, deshincharnos y bajar de peso. Eso sí, no olvides beber mucho mientras bailas para evitar la deshidratación.

“Con la práctica deportiva se pueden llegar a perder de 2 a 4 litros de agua a la hora, a través de la respiración y la sudoración, y más aún en verano (ambientes muy calurosos (>38 ºC) y con una humedad relativa por encima del 50%)”, advierte Jesús Román, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y profesor de la Universidad Complutense.Bailar es el ejercicio perfecto contra la retención de líquidos. Clic para tuitear

A los 30 minutos de iniciar la clase empieza a compensar la pérdida de agua ingiriendo de 100 a 200 ml cada 15 ó 20 minutos. Y al finalizarla bebe 500 ml, y cada 15 minutos ingiere 150 ml hasta completar 1,5 litros de agua por cada kilo de peso perdido. Las dos primeras horas después de terminar son claves para volver a rehidratarte.

¡No pares de bailar!

Muchos de los deportes convencionales se recomienda practicarlos solo tres veces por semana con el fin de dejar que los músculos se recuperen.

“Es conveniente que haya una recuperación completa así como intercalarla con otra actividad física”, recomienda el entrenador personal. Sin embargo, en el caso del baile cuánto más mejor. Es decir, no es una regla insalvable: “piensa que cualquier bailarín practica su actividad entre 5 o 6 días por semana”, aclara Florez.

Por su parte el entrenador personal Martín Giacchetta (te sonará porque entrena a Paula Echevarría) recomienda que no sean los siete días de la semana: “No tienen por qué ser siete días, ya que nos terminaríamos cansando, además de que podemos lesionarnos si no descansamos. Lo ideal serían 4 ó 5 días, pero cualquier pauta es válida. Vale todo”, asegura Martín.

¿Te acuerdas de la canción ‘no pares, sigue sigue’? Pues es totalmente aplicable a bailar. Cuanto más bailes, más beneficios del baile obtendrás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *