¿Por qué es bueno el pilates y el yoga para combatir la Osteoporosis?

¿Qué es la Osteoporosis?

La Osteoporosis es una afectación que debilita los huesos en su densidad y calidad volviéndolos más porosos, frágiles y susceptibles a quebraduras.

Qué es la Osteoporosis y como pueden ayudarte el Yoga y el pilates para tener huesos fuertes.

La principal causa de la Osteoporosis es la falta de calcio. Este mineral es fundamental para nuestros huesos porque éstos son tejido vivo. El calcio se deposita y retira permanentemente del esqueleto, lo que hace indispensable reforzar diariamente sus depósitos. Existen, además otros factores que pueden influir: la carencia de  fósforo y vitámina D, la vida sedentaria, la edad, la menopausia, etc.

¿Cómo se diagnostica la Osteoporosis?

Generalmente, la Osteoporosis suele presentarse sin síntomas y, por este motivo, se detecta luego de una fractura.

Por esta razón, es primordial acentuar la prevención y mejorar la densidad ósea.

Actualmente, es posible realizar un estudio médico que permite saber si existe pérdida de masa ósea: la densitometría.  Suele prescribirse a las mujeres a partir de la menopausia.

Si el examen resulta positivo, otro análisis de laboratorio puede  determinar si la deficiente densidad ósea se mantiene o la pérdida es progresiva.

El ejercicio para la osteoporosis es un tema confuso. Hay ejercicios para la prevención, y también hay ejercicios de rehabilitación. En cualquier caso, siempre existe el problema de la seguridad del ejercicio, especialmente cuando se trata de hacer ejercicio cuando se padece osteoporosis.

osteoporosis

En lo que afecta al Pilates, este método suele tenerse muy en cuenta cuando se habla de osteoporisis. Pero es importante tener en cuenta que en Pilates hay parámetros definidos en cuanto a qué ejercicios son adecuados para la osteoporosis.

Para realizar cualquier actividad física es necesario tener huesos fuertes que pueden soportar nuestro peso y que nos permitan la movilidad. Tratándose de la osteoporosis, es necesario saber lo que estamos haciendo cuando hacemos ejercicio. El Pilates ayuda al fortalecimiento de los huesos, pero eso no significa que podamos hacer cualquier cosa. Todo depende del punto de partida.

La importancia del fortalecimiento óseo

El Pilates supone un ejercicio excelente para fortalecer el cuerpo gracias el establecimiento de patrones de movimiento eficientes y la alineación de las articulaciones y el esqueleto axial, entre otros. Pero los huesos necesitan carga adicional para prevenir la osteoporosis, así como para evitar la pérdida general de masa ósea que se produce naturalmente con la edad. Esta carga adicional se puede obtener haciendo ejercicios con pesas, ejercicios con peso propio -como sentadillas, fondos, flexiones o dominadas- y ejercicios de alto impacto como correr y saltar.

Además, es necesario ofrecerle a los huesos nuevas formas de movimiento para que no se acomode demasiado. El tejido óseo se pone perezoso, y sorprenderlo hace que los ejercicios sean más eficaces. Es necesario moverse en direcciones diferentes y a diferentes velocidades para fomentar que el hueso se siga fortaleciendo.

El Pilates es una herramienta muy valiosa para complementar los ejercicios de carga y para prevenir lesiones y caídas, ya que el peligro real con la osteoporosis son las caídas que pueden inducir una fractura. El Pilates, con su énfasis en la postura, la alineación y el equilibrio, así como el cuerpo integrado y los movimientos completos, es fantástico cuando se combina con el ejercicio de impacto y y los ejercicios de resistencia funcional.

Yoga y Pilates para tener huesos sanos

Realizar actividad física y, especialmente, el Yoga y el Pilates, es recomendado para prevenir la Osteoporosis ya que una vez que se encuentra instalada en los huesos, el daño es irreparable. Los ejercicios físicos previstos por el Yoga y el método Pilates son de un impacto moderado y adecuado para estimular la producción de masa ósea. Además, al trabajar  el equilibrio y la coordinación colaboran a mantener la estabilidad y  evitar caídas.

Además, la práctica regular del Yoga o la técnica Pilates permite:

  • aumentar la fuerza ósea y muscular
  • nutrir los huesos
  • mejorar el aprovechamiento del calcio y la vitamina D
  • fijar el calcio en los huesos

Pilates y osteoporosis

Los ejercicios del Método Pilates  ayudan a prevenir la Osteoporosis porque aumentan la fuerza y el tono muscular y estimulan el flujo de nutrientes en el hueso.

Para las personas que ya padecen  Osteoporosis es recomendable descatar los ejercicios que incluyan torsiones o flexiones con la columna vertebral y privilegiar los movimientos laterales, posteriores o frontales que tenga un mayor impacto.  Es aconsejable en estos casos, realizar el Pilates en colchoneta con elementos, especialmente, con bandas elásticas porque al requerir un mayor esfuerzo y resistencia, aumentan la absorción de calcio y  refuerzan los músculos que son los encargados de proteger la masa ósea.

Un programa de prevención de la osteoporosis con Pilates debe incluir ejercicios de fortalecimiento, extensión de la columna y estabilidad escapular, así como el fortalecimiento de la cadera y las muñecas. Una espalda fuerte ayuda para mejorar el equilibrio y a reducir el riesgo de caídas. Incluir cargas adicionales en los sesiones de Pilates, así como el trabajo con aparatos específicos, es muy beneficioso para lograr el fortalecimiento óseo.

Las máquinas del estilo Pilates Reformer también son óptimas para los pacientes con osteoporosis porque brindan una mayor resistencia, aumentando la potencia y obteniendo el impacto necesario para el fortalecimiento de los huesos y de los músculos que los recubren.  Es especialmente recomendable para personas de la tercera edad, pues, la pérdida general de masa ósea se agrava en esta etapa de la vida.

El Método Pilates, además, mejora el equilibrio, la coordinación y los reflejos, lo que ayuda a evitar caídas que puedan provocar fracturas.

Otras recomendaciones para tener huesos fuertes

  • Ingerir de 3 a 4 porciones de lácteos a diario: la leche, el yogur y el queso son fuente de calcio, vitamina D, fósforo y potasio.
  • Incluir vegetales de hoja verde oscura (acelga, espinaca), frutas frescas, frutas secas y legumbres en la dieta ya que incluyen un gran número de vitaminas, fibra y calcio.
  • Moderar el consumo de sal y controlar el consumo de grasas y proteínas porque, en exceso, reducen la asimilación de calcio.
  • Limitar el consumo de café, té y bebidas cola porque la cafeína afecta la absorción del calcio. Esto también lo causan las bebidas alcohólicas ingeridas en exceso.
  • Tomar sol durante algunos minutos para que el cuerpo produzca vitamina D.
  • Evitar el cigarrillo.
  • Realizar controles periódicos  y una densitometría ósea durante la menopausia.

VIA: https://www.fisioterapia-online.com y https://www.cimformacion.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *