15 beneficios del yoga demostrados por la ciencia

Los beneficios del yoga demostrados por la ciencia

Hace unos años entraba dentro del grupo de “gimnasias suaves”, para luego encuadrarlo dentro de una práctica nueva, restringida a unos cuantos “iluminados” y que de pronto se ha visto en el candelero por las fotos tan estéticas de las “celebrities”. Pero más allá de la farándula y de los prejuicios populares, el yoga es una disciplina antiquísima repleta de beneficios para el deportista.

Por qué decirle sí al yoga

Como, no obstante, somos muy escépticos y hasta que no nos enumeran contrastadas pruebas científicas no solemos creer eso que nos dicen, os dejamos lo que dice la ciencia sobre los beneficios del yoga para nuestra salud. Lo que pocos saben es que los beneficios del yoga están demostrados científicamente y que hay estudios publicados que confirman lo que maestros y yoguis ya sabían: que el yoga es una medicina para el cuerpo y el corazón y que, aplicado a personas deportistas, puede ser clave para conseguir nuestros objetivos de fuerza, estabilidad, incluso de velocidad y, por supuesto, prevención y rehabilitación de lesiones.

Los estudios nacen no solo de la India, cumbre del yoga, sino que cada vez hay más estudios realizados en centros médicos de investigación y universidades como la de Duke y Harvard, o la Universidad de California en San Francisco, el centro neurálgico donde se popularizó en los años 60 el yoga occidental.

Te recomendamos entrar en la web del Doctor Timothy McCall, que en 2013 citó referencias para 75 problemas de salud que mejoran con yoga. Desde la ansiedad al cáncer, pasando por obesidad, problemas cardiovasculares y diabetes, los males más comunes de nuestros días. La lista avanza cada año, no tenemos espacio para contar los 75, así que os recomiendo entrar en su web, es un trabajo muy concienzudo.

Todos los beneficios del yoga para nuestra salud y deporte

1. Alivia el dolor

El yoga alivia la mayoría de los dolores crónicos, así lo han ratificado distintos estudios: un grupo de investigadores alemanes comparó el yoga Iyengar con un programa de ejercicios de autocuidado en personas con dolor de cuello crónico y descubrieron que al hacer yoga los que sufrían este dolor puntuaron más bajo su dolor de cuello, casi la mitad menos. Otro estudio realizado or investigadores de la UCLA con mujeres jóvenes con artritis reumatoide, enfermedad autoinmune que produce un intenso dolor articular y reducción de movilidad, descubrió que la mitad de las que participaron en su programa de yoga Iyengar de 6 semanas consiguieron reducir su dolor y también sus niveles de ansiedad y depresión.

Si es efectivo para mejorar dolores crónicos tan intensos, ya te imaginarás las aplicaciones que puede tener para aliviar agujetas o dolor crónico de rodillas, en este sentido, los beneficios del yoga están más que probados.

2. Ayuda a motivarnos

Esas endorfinas que producimos cuando salimos a correr, también se producen con el yoga de forma natural. Un pequeño estudio de 2007 realizado por investigadores de UCLA comprobó que el yoga en personas con depresión clínica a los que los antidepresivos no les daban más que un alivio parcial, después de 8 semanas de yoga Iyengar tres veces a la semana, tenían una disminución significativa de la ansiedad y la depresión

3. Mejora la concentración

Los deportistas que hacen yoga aprenden a sincronizar los movimientos o asanas con la respiración o pranayama, sin olvidarse de avanzar por la meditación o el mindfulness (atención plena), por lo que están demostrados los beneficios que el yoga aporta en pro de la concentración e incluso de la agilidad mental: investigadores de la Universidad de Illinois encontraron que justo después de 20 minutos de Hatha Yoga, los participantes eran capaces de realizar unos test de desafíos mentales más rápido que precisamente después de ir a caminar a paso ligero o a correr.

4. Nos mantiene jóvenes

El deporte intenso y de larga duración es un oxidante que altera el ADN celular porque aumenta la producción de radicales libres,y acelera el envejecimiento muscular, celular y cerebral. Para los más descreídos, ya hay estudios recientes que sugieren que el yoga y la meditación pueden afectar al ADN, protegiéndolo del daño y también evitando y revirtiendo los cambios negativos que afectan al proceso de envejecimiento del cuerpo.

Un estudio analizando los telómeros, o finales de los cromosomas, que se van acortando con cada división celular hasta que la célula ya no puede dividirse y muere, ha encontrado que una hora diaria de yoga, seis días a la semana, provocaba un aumento del 30% en la actividad de una enzima telomerasa, clave para la proteger los telómeros en cada división. Y otro estudio con personas que practicaron meditación Kundalini Yoga, junto al Kirtan Kriya, dio a conocer que estas tuvieron un aumento del 39% de la actividad de la telomerasa, en comparación con las personas que solo escucharon música relajante. Estos beneficios que el yoga aporta para el antienvejecimiento, también podrían evitar el deterioro cognitivo relacionado con la edad, especialmente cuando se combina con meditación. El estudio dirigido por el Dr. Khalsa ha demostrado que la zona de la corteza cerebral asociada con el procesamiento de la información y razonamiento que adelgaza al envejecer, suele ser más gruesa en las personas que llevan años de meditación.

5. Ayuda a mantener el peso y quema calorías

Probablemente este sea uno de los beneficios del yoga que más atrae al público general… Lo cierto es que un estudio, publicado en “Medicine & Science in Sports & Exercise” , investigó la demanda metabólica y hemodinámica de la práctica de Yoga Vinyasa en practicantes habituales de yoga. Los investigadores de la Universidad Adelphi hicieron un programa de 15 minutos de una secuencia en vídeo de Yoga Vinyasa secuencia de vídeo, que incluía de 6 a 13 posiciones de yoga para personas ya familiarizadas con el yoga antes de la prueba. Los investigadores descubrieron que el gasto calórico promedio fue de 7 kcal / min, durante la sesión de yoga, lo que equivale a quemar unas 507 calorías por hora o el equivalente a correr una milla de 11 minutos.

Los beneficios del yoga demostrados por la ciencia

Los beneficios del yoga para el dolor de espalda también están demostrados científicamente

6. Nos ayuda a descansar y reduce el estrés

Nuestro nivel de estrés y activación diaria hace que muchas veces no podamos descansar. Si es tu caso o incluso, si a pesar de dormir, te levantas cansado, prueba a hacer yoga porque uno de los estudios más rigurosos, realizado en la Universidad de Duke, descubrió evidencias de los beneficios del yoga para tratar trastornos del sueño. Sus posturas para estirar y relajar músculos, junto con los ejercicios coordinados de respiración que ayudan a disminuir la frecuencia cardíaca, nos preparan para el sueño. Si a esto le añades meditación, ya tienes el tándem perfecto para asegurar un buen descanso.

Un estudio de la Universidad de Ohio (EE UU) publicado en la revista Psychosomatic Medicine reveló que, cuando se someten a estrés intenso, los cuerpos de los yoguis responden con menor intensidad que aquellos que llevan una vida sedentaria o frente a quienes practican otro ejercicio físico.

7. El yoga reduce la inflamación

El yoga puede ser una solución natural para la inflamación. Un estudio de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, realizado con dos grupos de yoga, uno practicantes de yoga regulares (que practicaron una o dos veces a la semana durante al menos tres años) y otro de novatos, encontró que los habituales tenían niveles en sangre mucho más bajos de IL-6, o interleukina-6, un marcador de inflamación, que los del grupo de principiantes. Cuando los dos grupos fueron expuestos a situaciones de estrés, los del grupo más experimentado mostraron picos más pequeños de IL-6 que los novatos.

8. Refuerza el sistema inmune

Son varios los estudios que apuntan a que el yoga puede fortalecer la capacidad natural del cuerpo para protegerse de enfermedades, no solo por su buen efecto sobre el sistema respiratorio y digestivo, también se ha descubierto que un programa de dos horas de yoga suave, con meditación y ejercicios de respiración, altera la expresión de docenas de genes relacionados con la inmunidad en las células sanguíneas, directamente al ADN.

9. Protege y cuida la espalda

Puede que este sea uno de los más archiconocidos beneficios del yoga y una de las razones por las que muchos comienzan a practicarlo. Basta con conocer diecisiete posturas de Viniyoga, un estilo fácil de aplicar que combina movimientos y respiración, para acabar con los dolores de espalda crónicos, especialmente si afectan a la zona lumbar, tal y como se podía leer en un estudio publicado en Annals of Internal Medicine. Los participantes en la investigación no solo notaron los efectos anestésicos del ejercicio sino que, tras unos meses de práctica, recuperaron la capacidad de ejecutar movimientos que meses antes les causaban un dolor insoportable.

Por si fuera poco, investigadores taiwaneses escanearon los discos vertebrales de un grupo de profesores de yoga y los compararon con los de voluntarios sanos de edad similiar. Descubrieron que los discos de los yoguis tenían una menor evidencia de la degeneración que se produce con la edad. Los científicos apuntaron a que tiene que ver con la forma en la que los discos espinales se nutren y que los movimientos de flexión y extensión pueden ayudar a que lleguen más nutrientes a través de esta capa exterior hasta el interior de los discos, manteniéndolos sanos.

La epidemia del dolor de espalda y los beneficios que posee el yoga para “atacar”

Teniendo en cuenta que el dolor de espalda ya se considera epídemico (entre el 60% y el 80% de la población se queja e dolor de espalda o lumbar), el yoga puede ser una buena terapia. De hecho, una investigación del “Group Health Research Institute” en Seattle en el que participaron más de 200 personas con dolor lumbar a los que se les dio clase de yoga con estiramientos, presentaron menor dolor y más movilidad durante varios meses. ¿Te hacen falta más pruebas de los beneficios del yoga para tu castigada espalda? ¡Dale una alegría y anímate!

10. Cuida tus articulaciones

Los deportistas tendemos a preocuparnos de los músculos y olvidarnos de las articulaciones, hasta que nos duelen, nos lesionamos y al final llega el dolor e inflamación de las artritis. Al hacer yoga de forma adecuada, con movimientos fluidos, sin impactos repetidos, con posturas de equilibrio que refuerzan los grupos musculares y el esqueleto y con control de la respiración, las articulaciones no sufren, al revés, se mantienen flexibles y fuertes, especialmente los tobillos, rodillas, caderas, hombros, etc., que tanto sufren al correr, pedalear, nadar, levantar pesos altos o hacer esfuerzos intensos sin calentar bien.

Los beneficios del yoga para lubricar articulaciones y reducir rigidez

Las asanas de yoga ayudan a mantener lubricadas las articulaciones complejas, formadas por tejidos como el cartílago, con poca irrigación sanguínea, a la que llegan pocos nutrientes y oxígeno y es difícil de hidratar, nutrir y recuperar, especialmente al envejecer. Ya hay estudios que han comprobado que algunas de las series más populares de yoga como el saludo al sol que se repite un mínimo de 3 veces cada mañana al levantarse, es capaz de mantener lubricadas las principales articulaciones, y ayudar a recuperar la movilidad y evitar el dolor y rigidez durante el resto del día.

Los beneficios del yoga para el dolor de espalda también están demostrados científicamente

11. Aumenta la energía y la resistencia física

Si crees que en una clase de yoga no se suda andas muy perdido en tu camino deportivo. Te sorprenderá lo exigente que puede resultar una sesión si partes con esos prejuicios. Si te dejas llevar por estos dichos populares que poco tienen de real te perderás todos los beneficios que el yoga puede aportarnos a todos aquellos que tenemos como objetivo tonificar o incluso ganar fuerza. El yoga no solo fortalece los músculos y te llena de energía, a la larga nos evita quedarnos sin esa energía o la temida “pájara” que llaman los corredores. El yoga nos aporta más energía física, mental y emocional, entrenarás menos tiempo, menos días, te lesionarás menos y llegarás más lejos aguantando más tiempo.

12. Mejora la flexibilidad y el equilibrio

Esto es evidente, ¿verdad? De hecho, la elasticidad es otro de los beneficios del yoga que más se ha “universalizado”, en el sentido de que, al escuchar “yoga” la primera cualidad que se nos viene a la mente es “flexible”. Pero no es cierto que haya que partir con un nivel muy alto de flexibilidad para empezar a hacer yoga, de hecho, cuando peor sea tu nivel en este sentido más evidente será tu progresión y ganancia en flexibilidad y te sorprenderá todo lo que avanzarás a este respecto.

Ten en cuenta que la flexibilidad se va perdiendo, especialmente cuando nos limitamos a practicar un solo deporte como correr, que provoca acortamientos musculares.

El equilibrio es otro de los componentes que se entrena, son muchas las posturas que introducen pequeños y grandes retos para nuestro equilibrio y que poco a poco y con la práctica te irán haciendo recuperar esa facilidad para trabajar a un solo pie, por ejemplo.

13. Mejora la hipertensión, el colesterol y la coagulación

Hace un par de años que un equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE UU) demostró que la modalidad de yoga Iyengar combate la hipertensión, lo que a la larga disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. A esto se añade que estudios recientes realizados en el Instituto de Yoga de Santacruz de la India sugieren que adoptar las posturas de yoga o asanas con cierta frecuencia reduce en un 23% los niveles de colesterol en sangre. Con estos ejercicios también descienden la acumulación de grasa en las arterias y los niveles de fibrinógeno en sangre, una proteína que participa en la formación de coágulos.

14. Fortalece el suelo pélvico

Investigadores de UC San Francisco (UCSF) descubrieron que un programa de yoga especialmente diseñado puede ayudar a las mujeres obtener más control sobre el control de la micción y evitar la salida accidental de la orina. Seguramente porque con el yoga se llega a ser más consciente, tener mayor relajación y aliviar ansiedad y el estrés, según explica el autor Alison Huang, MD, profesor adjunto en la Facultad de medicina de la UCSF.

15. Los beneficios del yoga en las afecciones de síndrome metabólico

En un estudio publicado en la revista BMC Complementary and Alternative Medicine, con 3 grupos, uno de personas sanas que hacen yoga habitualmente, otro con personas sanas a las que se les enseña a hacer yoga y otro con personas con síndrome metabólico a las que se las enseña también a hacer yoga. Se ha comprobado que la práctica habitual de yoga, disminuye el consumo de oxígeno, acelera la recuperación en el descanso, y reduce el estrés. Especialmente en las personas que hacen yoga habitualmente, pero también en los otros grupos que empezaron a hacer yoga. Demostrando que las personas con síndrome metabólico pueden beneficiarse de hacer yoga y mejorar sus tasas metabólicas y consumo de oxígeno mejorando los síntomas y complicaciones de su alteración metabólica.

Fuente: https://www.sportlife.es/yoga-fit/para-deportistas/articulo/el-yoga-beneficios

Master Class de Yoga Vinyasa este sábado 20 a las 18.00h

Recuerda que este sábado te esperamos para nuestra fabulosa Master Class de Yoga Vinyasa!

Reserva ya tu plaza en el teléfono 654 59 14 85 y descubre esta técnica. No pierdas esta oportunidad, te esperamos en el Centro de Pilates Mercedes Roldán.

Primer Taller Mensual de Yoga en Familia. Apúntate ya!

El yoga en familia es una forma genial de fomentar el encuentro familiar en un ambiente distendido, relajado y diferente. Una forma de compartir con nuestr@s hij@s mientras realizamos una actividad corporal que, en el caso del yoga, nos ayuda a fortalecer el vínculo afectivo y a comunicarnos con nuestros hijos en un plano diferente al de la comunicación verbal. Una practica que, favorece no sólo la propia armonía y equilibrio, sino la armonía familiar y la unión.

Sábado 23 de Junio de 10 a 11h. En el Centro de Pilates Mercedes Roldán.

Mercedes Roldán Pilates. Avenida de los Canteros, 16. Alpedrete.

Precio: 20 € un adulto y un niño. 5€ extra por persona.

Apúntate en el Tfno.: 654 59 14 85

 

¿Es bueno hacer pilates o yoga para personas que tienen artritis reumatoide?

La artritis es una enfermedad bastante común que afecta a casi 50 millones de estadounidenses adultos, según Centers for Disease Control and Prevention. Más de dos millones de adultos son afectados por una forma de artritis conocida como artritis reumatoide, que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones. Esto trae dolores, problemas con el rango de movimiento y deformidades. Si sufres de artritis reumatoide, algunos ejercicios, como pilates y yoga, pueden ayudarte a reducir el dolor y la presión en tus articulaciones y aumentar tu flexibilidad y fuerza en general.

El estrés y la artritis reumatoide

Manejar el estrés es una parte importante de lidiar con la artritis reumatoide. El estrés puede aumentar la inflamación y el dolor, haciendo que tu condición empeore, según Spine Universe. Además, puedes experimentar estrés como consecuencia de tu condición, lo cual agrava el asunto. Según Johns Hopkins Arthritis Center, formas holísticas de ejercicio, tales como yoga o pilates, son maneras beneficiosas de acondicionamiento físico que conectan tu cuerpo y mente. Además de sus numerosos beneficios a nivel físico, tanto yoga como pilates proveen la oportunidad de liberar la frustración contenida, relajarse y distenderse.

Pilates para la atritis reumatoide

El pilates consiste en ejercicios suaves que se enfocan en la conexión entre tu mente y tu cuerpo, mientras estiras y fortaleces tu cuerpo gentilmente. El pilates también ayuda a re-educar tu cuerpo, entrenando tus músculos para que se muevan de manera correcta. Según Sports Injury Clinic, este puede ser un método apropiado de ejercicio para los pacientes que sufren de artritis reumatoide, ya que no tienes que luchar para mantener el ritmo de otros o presionarte más allá de tus límites. El pilates genera un mejor rango de movimiento por su foco en mejorar la flexibilidad en las articulaciones tensas, los estiramientos ligeros y aumentar la fuerza muscular. Es apto para personas con cualquier nivel de habilidad física y flexibilidad.

Yoga para la atritis reumatoide

El yoga es otra forma útil de que los pacientes que sufren de artritis reumatoide realicen una cantidad suficiente de ejercicio y liberen el estrés. Según Johns Hopkins Arthritis Center, las clases de yoga para principiantes son aptas y beneficiosas para la mayoría de los pacientes que sufren de artritis reumatoide y osteoartritis. Las clases para principiantes se enfocan en posturas sencillas que, inicialmente, no requieren mucha fuerza o flexibilidad. Las posturas más desafiantes pueden estar contraindicadas, especialmente aquellas que involucran muchas torsiones o balance.

VIA: http://muyfitness.com

Esta Navidad, regala bienestar con la Tarjeta Regalo del Centro de Pilates Mercedes Roldán

Estas Navidades hemos preparado para tí el mejor regalo para que hagas a quien más quieres, una Tarjeta de Regalo de nuestro Centro de Pilates Mercedes Roldán, con la que podrás regalar cualquiera de nuestras actividades de Pilates, Hatha Yoga o Kick boxing. Ven a nuestro centro y pregunta ya por nuestar Tarjeta Regalo, porque la salud siempre es lo primero.

 

¿Por qué es bueno el pilates y el yoga para combatir la Osteoporosis?

¿Qué es la Osteoporosis?

La Osteoporosis es una afectación que debilita los huesos en su densidad y calidad volviéndolos más porosos, frágiles y susceptibles a quebraduras.

Qué es la Osteoporosis y como pueden ayudarte el Yoga y el pilates para tener huesos fuertes.

La principal causa de la Osteoporosis es la falta de calcio. Este mineral es fundamental para nuestros huesos porque éstos son tejido vivo. El calcio se deposita y retira permanentemente del esqueleto, lo que hace indispensable reforzar diariamente sus depósitos. Existen, además otros factores que pueden influir: la carencia de  fósforo y vitámina D, la vida sedentaria, la edad, la menopausia, etc.

¿Cómo se diagnostica la Osteoporosis?

Generalmente, la Osteoporosis suele presentarse sin síntomas y, por este motivo, se detecta luego de una fractura.

Por esta razón, es primordial acentuar la prevención y mejorar la densidad ósea.

Actualmente, es posible realizar un estudio médico que permite saber si existe pérdida de masa ósea: la densitometría.  Suele prescribirse a las mujeres a partir de la menopausia.

Si el examen resulta positivo, otro análisis de laboratorio puede  determinar si la deficiente densidad ósea se mantiene o la pérdida es progresiva.

El ejercicio para la osteoporosis es un tema confuso. Hay ejercicios para la prevención, y también hay ejercicios de rehabilitación. En cualquier caso, siempre existe el problema de la seguridad del ejercicio, especialmente cuando se trata de hacer ejercicio cuando se padece osteoporosis.

osteoporosis

En lo que afecta al Pilates, este método suele tenerse muy en cuenta cuando se habla de osteoporisis. Pero es importante tener en cuenta que en Pilates hay parámetros definidos en cuanto a qué ejercicios son adecuados para la osteoporosis.

Para realizar cualquier actividad física es necesario tener huesos fuertes que pueden soportar nuestro peso y que nos permitan la movilidad. Tratándose de la osteoporosis, es necesario saber lo que estamos haciendo cuando hacemos ejercicio. El Pilates ayuda al fortalecimiento de los huesos, pero eso no significa que podamos hacer cualquier cosa. Todo depende del punto de partida.

La importancia del fortalecimiento óseo

El Pilates supone un ejercicio excelente para fortalecer el cuerpo gracias el establecimiento de patrones de movimiento eficientes y la alineación de las articulaciones y el esqueleto axial, entre otros. Pero los huesos necesitan carga adicional para prevenir la osteoporosis, así como para evitar la pérdida general de masa ósea que se produce naturalmente con la edad. Esta carga adicional se puede obtener haciendo ejercicios con pesas, ejercicios con peso propio -como sentadillas, fondos, flexiones o dominadas- y ejercicios de alto impacto como correr y saltar.

Además, es necesario ofrecerle a los huesos nuevas formas de movimiento para que no se acomode demasiado. El tejido óseo se pone perezoso, y sorprenderlo hace que los ejercicios sean más eficaces. Es necesario moverse en direcciones diferentes y a diferentes velocidades para fomentar que el hueso se siga fortaleciendo.

El Pilates es una herramienta muy valiosa para complementar los ejercicios de carga y para prevenir lesiones y caídas, ya que el peligro real con la osteoporosis son las caídas que pueden inducir una fractura. El Pilates, con su énfasis en la postura, la alineación y el equilibrio, así como el cuerpo integrado y los movimientos completos, es fantástico cuando se combina con el ejercicio de impacto y y los ejercicios de resistencia funcional.

Yoga y Pilates para tener huesos sanos

Realizar actividad física y, especialmente, el Yoga y el Pilates, es recomendado para prevenir la Osteoporosis ya que una vez que se encuentra instalada en los huesos, el daño es irreparable. Los ejercicios físicos previstos por el Yoga y el método Pilates son de un impacto moderado y adecuado para estimular la producción de masa ósea. Además, al trabajar  el equilibrio y la coordinación colaboran a mantener la estabilidad y  evitar caídas.

Además, la práctica regular del Yoga o la técnica Pilates permite:

  • aumentar la fuerza ósea y muscular
  • nutrir los huesos
  • mejorar el aprovechamiento del calcio y la vitamina D
  • fijar el calcio en los huesos

Pilates y osteoporosis

Los ejercicios del Método Pilates  ayudan a prevenir la Osteoporosis porque aumentan la fuerza y el tono muscular y estimulan el flujo de nutrientes en el hueso.

Para las personas que ya padecen  Osteoporosis es recomendable descatar los ejercicios que incluyan torsiones o flexiones con la columna vertebral y privilegiar los movimientos laterales, posteriores o frontales que tenga un mayor impacto.  Es aconsejable en estos casos, realizar el Pilates en colchoneta con elementos, especialmente, con bandas elásticas porque al requerir un mayor esfuerzo y resistencia, aumentan la absorción de calcio y  refuerzan los músculos que son los encargados de proteger la masa ósea.

Un programa de prevención de la osteoporosis con Pilates debe incluir ejercicios de fortalecimiento, extensión de la columna y estabilidad escapular, así como el fortalecimiento de la cadera y las muñecas. Una espalda fuerte ayuda para mejorar el equilibrio y a reducir el riesgo de caídas. Incluir cargas adicionales en los sesiones de Pilates, así como el trabajo con aparatos específicos, es muy beneficioso para lograr el fortalecimiento óseo.

Las máquinas del estilo Pilates Reformer también son óptimas para los pacientes con osteoporosis porque brindan una mayor resistencia, aumentando la potencia y obteniendo el impacto necesario para el fortalecimiento de los huesos y de los músculos que los recubren.  Es especialmente recomendable para personas de la tercera edad, pues, la pérdida general de masa ósea se agrava en esta etapa de la vida.

El Método Pilates, además, mejora el equilibrio, la coordinación y los reflejos, lo que ayuda a evitar caídas que puedan provocar fracturas.

Otras recomendaciones para tener huesos fuertes

  • Ingerir de 3 a 4 porciones de lácteos a diario: la leche, el yogur y el queso son fuente de calcio, vitamina D, fósforo y potasio.
  • Incluir vegetales de hoja verde oscura (acelga, espinaca), frutas frescas, frutas secas y legumbres en la dieta ya que incluyen un gran número de vitaminas, fibra y calcio.
  • Moderar el consumo de sal y controlar el consumo de grasas y proteínas porque, en exceso, reducen la asimilación de calcio.
  • Limitar el consumo de café, té y bebidas cola porque la cafeína afecta la absorción del calcio. Esto también lo causan las bebidas alcohólicas ingeridas en exceso.
  • Tomar sol durante algunos minutos para que el cuerpo produzca vitamina D.
  • Evitar el cigarrillo.
  • Realizar controles periódicos  y una densitometría ósea durante la menopausia.

VIA: https://www.fisioterapia-online.com y https://www.cimformacion.com

 

Los beneficios de pilates y yoga en otoño

Los beneficios de pilates en Otoño

La llegada del otoño puede despertar aspectos como son la ansiedad, estrés y depresión que se caracterizan por respiración rápida y superficial y tensiones musculares.

  • Pilates regula la ansiedad ya que, como actividad física en la que se hacen respiraciones profundas y completas, hace que circulen las endorfinas (hormonas de la felicidad) que actúan directamente sobre el cerebro produciendo una sensación de bienestar y relajación.
  • Pilates relaja los músculos tensos ya que se basa en el desarrollo de la musculatura interna del abdomen, lo que nos aporta estabilidad del cuerpo y aumenta el equilibrio corporal y la flexibilidad de la columna vertebral. Todo esto nos sirve para prevenir y tratar dolores de espalda, escoliosis, lumbalgias, dolores de cuello… , afecciones que, en la mayoría de los casos, son provocadas por la falta de fuerza en la musculatura estabilizadora de la espalda y abdomen, y en la rigidez de la columna vertebral.

Los beneficios del yoga en Otoño

El otoño es una época de transformación, donde nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso, al igual que la naturaleza, debemos cambiar nuestros hábitos para ayudar a nuestra mente a encontrar calma y a nuestro cuerpo a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

La estación de las castañas, las setas y los colores rojizos es tiempo de transformación, de cambio, de transición. Nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso es recomendable que en esta época cambiemos nuestros hábitos para ayudar a la mente a encontrar estabilidad, calma interior y, al cuerpo, a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

Tanta agitación y tanto cambio hacen que sea recomendable que adaptemos la práctica de yoga a la estación y que continuemos con esa rutina hasta que llegue el frío invierno. Estas tres recomendaciones serán fundamentales en tu nueva rutina.

1. Es importante practicar con regularidad, aunque cada vez notemos mayor letargo porque las horas de sol van disminuyendo. También es recomendable hacerlo, en la medida de lo posible, siempre a la misma hora. Esto nos ayudará a establecer un hábito saludable y a sentir mayor calma interior.

2. Recuerda: la práctica es un momento muy íntimo, en el que nos encontramos con nosotros mismos. El ritmo de los movimientos será pausado y consciente, llevando la atención a la respiración.

3. Las mejores posturas para realizar durante este periodo son aquellas que estimulen y beneficien a los pulmones. De esta forma fortaleceremos el sistema inmune preparándolo para el invierno. También es importante practicar posturas para relajar y tonificar el intestino grueso, para limpiarnos y deshacernos de lo que no ya necesitamos.

Y estos seis ejercicios te ayudarán a que los cambios de otoño no sean tan duros.

En nuestro Centro de Pilates Mercedes Roldán podrás disfrutar de estas dos disciplinas. Clases para embarazadas, clases particulares, clases con grupos reducidos, pilates para niños… INFÓRMATE !!! Avenida de los Canteros 16, local 6 – Alpedrete 28430 – Teléfono: 654591485

Via: http://www.fisiodia.es y http://www.huffingtonpost.es

Clase de Hatha Yoga. Pruébala por sólo 5 euros.

Septiembre nos trae la Semana del Yoga, descúbrelo en nuestro Centro de Pilates Mercedes Roldán

Acércate a conocernos y prueba una clase de Hatha Yoga con Laura Molina, profesora certificada por la Yoga Alliance.

El Yoga ha sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Puede ser practicado por cualquier persona sin importar religión, sexo o edad, ya que no se encuentra asociado a ninguna creencia religiosa, política o de adoctrinamiento. No existe competitividad en su práctica, sino mas bien fomenta el sentimiento de cooperación con el mundo. El Yoga seadapta a las personas, por ello se suele decir que hay tantos yogas como personas lo practican.

Las clases se impartirán en los siguientes horarios:
Martes 26, de 12.30 a 13.30 y de 20.30 a 21.30
Jueves 28, de 12.30 a 13.30 y de 20.30 a 21.30
Viernes 29, de 12.30 a 13.30
Aportación: 5 euros
Apertura de grupos en el mes de Octubre.

BENEFICIOS:

Contacto:

Centro de Pilates Mercedes Roldán
Teléfono 654591485
Avenida de los Canteros 16, local 6. Alpedrete

www.pilatesmercedesroldan.com

Qué es y en que consiste el Kundalini Yoga

El Kundalini es la energía que toda persona posee en su interior, y el yoga más poderoso que se conoce. En nuestro centro Pilates Mercedes Roldán   el viernes 9 de junio de 9,30h a 11.00h te esperamos para que descubres todo lo que el Kundalini Yoga puede hacer por ti.

De momento aquí te explicamos en qué consiste. El cuerpo está compuesto por siete chacras o puntos de energía que están alojados en los ojos y frente, boca, cuello, tórax, diafragma, abdomen y pelvis. Estos anillos de tensión son los receptores y transmisores de la energía vital del cuerpo. Los chacras son de una importancia vital puesto que representan la conciencia vital de nuestra vida.

Puede decirse que el Kundalini Yoga es una serpiente que se enrosca a nuestra columna y espera despertar. La energía del Kundalini activa cada uno de los chacras que poseemos desde la pelvis hasta la zona del cerebro ampliando el estado de conciencia vital.

 

Creador del Kundalini Yoga…

El maestro y creador del Kundalini Yoga fue el Yogi Bhajan. Dedicó su vida a la enseñanza de una unión terrenal y espiritual. Dejó atrás su vida en la India para viajar a Europa y compartir su sabiduría de un modo más que curioso: en lugar de enseñar a las personas, creo Maestros, y de esta forma aseguró la supervivencia del Kundalini.

Una de las frases del Yogi Bahjan, que han quedado para la posteridad es: “Si no puedes ver a Dios en todo lo que hay, no podrás verlo en nada”.

Beneficios del Kundalini Yoga

  • Evita la atrofia muscular, rejuvenece los tejidos y hace que nuestro cuerpo se sienta más joven.
  • Fortalece el sistema nervioso para que éste afronte los desafíos de la vida.
  • Depura y fortifica el sistema inmunitario evitando enfermedades.
  • Masajea todos nuestros tejidos y órganos incrementando la buena circulación.
  • Limpia nuestro organismo de las impurezas que se alojan en los tejidos y articulaciones.
  • Revitaliza nuestro cuerpo y mente, logrando eficazmente un estado de bienestar y paz interior.

Las clases de Kundalini Yoga se dividen en:

  • Calentamiento: Fase inicial donde ponemos en marcha nuestro cuerpo físico.
  • Canto de Adi Mantra (Ong Namo Guro Dev Namo), que nos une espiritualmente a las personas que practiquen yoga en cualquier lugar del mundo.
  • Kriya: Grupo de ejercicios físicos donde se trabajan distintas partes del cuerpo con el objetivo de lograr resultados concretos a nivel físico y mental.
  • Relajación. Durante este tiempo el cuerpo asimila los cambios producidos por la kriya.
  • Meditación: Nos ayuda a afrontar distintos retos de la vida, seguridad, concentración, etc.
  • Entonación del Eterno Sol: Canción de bendición que finaliza el ciclo.