Los beneficios de hacer Pilates en verano

Verano, calor, playa, relax, desconexión… y en muchos casos, sedentarismo. Esto es un error.

¿Por qué debemos hacer ejercicio en verano? La principal respuesta es porque es necesario mantenerse activas todo el año para beneficiar nuestra salud. Además, la época veraniega es sinónimo, muchas veces, de más excesos: helados, batidos, más comidas y cenas fuera de casa, más cañas y tapas con amigos… el buen tiempo invita a darnos caprichos y, para compensarlo, el ejercicio es el mejor aliado.

Así que te recordamos estos ejercicios de Pilates que te ayudarán a seguir manteniéndote en forma.

Recuerda los principios del Método Pilates:
  • Respiración: dedica unos minutos a tomar conciencia de tu respiración. Inhala por la nariz y exhala por la boca a un ritmo que te resulte cómodo. Dirige el aire hacia el tórax notando cómo se expande en cada inhalación y se vacía durante la exhalación.
  • Centralización: para mantener la estabilidad de la pelvis es fundamental activar el músculo transverso del abdomen.
  • Concentración, control, fluidez y precisión: presta atención a los movimientos que realizas, teniendo en cuenta que la amplitud y la velocidad de los mismos debe permitirte mantener tu columna estable, que no rígida. En Pilates “menos es más” : es mejor realizar pocas repeticiones pero con una buena ejecución y conciencia corporal, que un gran número de ellas sin control.
Alinea tu postura:

Cuando realices tus ejercicios de Pilates en verano, recuerda lo siguiente: Elonga la columna tomando como referencia la cabeza y el sacro. Relaja tus hombros y aléjalos de las orejas. Mantén las escápulas planas. Sitúa la región lumbopélvica en posición neutra. Mantén piernas a la anchura de las caderas.

Moviliza tu columna:
  • Flexión/extensión:
    • Podemos trabajar la flexión con ejercicios como la báscula pélvica (tumbado o sentado) y el puente de hombros.
    • La extensión podemos realizarla con una pelota (si disponemos de ella) o haciendo un rulo con una toalla.
    • La combinación de ambos movimientos es posible con ejercicios como el perro-gato.
  • Inclinaciones: realizando la sirena (recuerda las alternativas a la posición de las piernas que aprendimos en clase) o simplemente las haremos de pie.
  • Rotaciones: se pueden realizar junto con el ejercicio de báscula pélvica.
Tonifica tus brazos y piernas:

Puedes ayudarte de una banda elástica para realizar multitud de ejercicios de Pilates en verano. Con su práctica, además de fortalecer brazos y piernas, también podrás incorporar el trabajo de respiración, estabilidad y equilibrio.

Apúntate ya a nuestras clases en el Centro de Pilates Mercedes Roldán, en Alpedrete.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *