Los beneficios de pilates y yoga en otoño

Los beneficios de pilates en Otoño

La llegada del otoño puede despertar aspectos como son la ansiedad, estrés y depresión que se caracterizan por respiración rápida y superficial y tensiones musculares.

  • Pilates regula la ansiedad ya que, como actividad física en la que se hacen respiraciones profundas y completas, hace que circulen las endorfinas (hormonas de la felicidad) que actúan directamente sobre el cerebro produciendo una sensación de bienestar y relajación.
  • Pilates relaja los músculos tensos ya que se basa en el desarrollo de la musculatura interna del abdomen, lo que nos aporta estabilidad del cuerpo y aumenta el equilibrio corporal y la flexibilidad de la columna vertebral. Todo esto nos sirve para prevenir y tratar dolores de espalda, escoliosis, lumbalgias, dolores de cuello… , afecciones que, en la mayoría de los casos, son provocadas por la falta de fuerza en la musculatura estabilizadora de la espalda y abdomen, y en la rigidez de la columna vertebral.

Los beneficios del yoga en Otoño

El otoño es una época de transformación, donde nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso, al igual que la naturaleza, debemos cambiar nuestros hábitos para ayudar a nuestra mente a encontrar calma y a nuestro cuerpo a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

La estación de las castañas, las setas y los colores rojizos es tiempo de transformación, de cambio, de transición. Nuestro sistema nervioso tiende a desequilibrarse, sintiéndonos más inestables e inquietos. Por eso es recomendable que en esta época cambiemos nuestros hábitos para ayudar a la mente a encontrar estabilidad, calma interior y, al cuerpo, a limpiarse y liberarse de las toxinas acumuladas durante el verano.

Tanta agitación y tanto cambio hacen que sea recomendable que adaptemos la práctica de yoga a la estación y que continuemos con esa rutina hasta que llegue el frío invierno. Estas tres recomendaciones serán fundamentales en tu nueva rutina.

1. Es importante practicar con regularidad, aunque cada vez notemos mayor letargo porque las horas de sol van disminuyendo. También es recomendable hacerlo, en la medida de lo posible, siempre a la misma hora. Esto nos ayudará a establecer un hábito saludable y a sentir mayor calma interior.

2. Recuerda: la práctica es un momento muy íntimo, en el que nos encontramos con nosotros mismos. El ritmo de los movimientos será pausado y consciente, llevando la atención a la respiración.

3. Las mejores posturas para realizar durante este periodo son aquellas que estimulen y beneficien a los pulmones. De esta forma fortaleceremos el sistema inmune preparándolo para el invierno. También es importante practicar posturas para relajar y tonificar el intestino grueso, para limpiarnos y deshacernos de lo que no ya necesitamos.

Y estos seis ejercicios te ayudarán a que los cambios de otoño no sean tan duros.

En nuestro Centro de Pilates Mercedes Roldán podrás disfrutar de estas dos disciplinas. Clases para embarazadas, clases particulares, clases con grupos reducidos, pilates para niños… INFÓRMATE !!! Avenida de los Canteros 16, local 6 – Alpedrete 28430 – Teléfono: 654591485

Via: http://www.fisiodia.es y http://www.huffingtonpost.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *